La jornada laboral “a la carta” del Art. 34.8 ET (Real Decreto-ley 6/2019 de 1 de marzo) -¿Qué novedades introduce y qué efectos está teniendo sobre los empresarios?

La reciente reforma del Estatuto de los Trabajadores está consiguiendo que los tribunales dicten las primeras sentencias a favor de los trabajadores aplicando la denominada jornada laboral “a la carta”.

El nuevo apartado del art. 34 del ET establece que “Las personas trabajadoras tienen derecho a solicitar las adaptaciones de la duración y distribución de la jornada de trabajo, en la ordenación del tiempo de trabajo y en la forma de prestación, incluida la prestación de su trabajo a distancia, para hacer efectivo su derecho a la conciliación de la vida familiar y laboral”.

Este nuevo apartado introduce las siguientes novedades:

  1. Otorga un derecho individual a los trabajadores cuyo reconocimiento no está condicionado a lo previsto en el convenio colectivo o en acuerdos con la empresa.
  2. Prevé la posibilidad de conciliación sin que ello conlleve la reducción de la jornada, ni por lo tanto una reducción salarial.
  3. Otorga a los trabajadores derecho a “solicitar la adaptación” no “derecho a la adaptación”. De tal manera que no es un derecho imperativo si no un derecho de solicitud.
  4. Establece que el convenio colectivo ha de buscar la negociación entre las necesidades empresariales y las propias del trabajador. De lo contrario, el art. 34.8 ET establece que, una vez solicitado por el trabajador el derecho de conciliación, la empresa queda obligada a la negociación, concediéndose un plazo de 30 días para negociar. Finalizado este periodo, la empresa debe comunicar por escrito la aceptación, proponer una propuesta alternativa o denegar la petición justificando las causas objetivas de denegación.
  5. Por último, el 34.8 ET establece que el trabajador ha de acreditar que la adaptación solicitada ha de “ser razonables y proporcionadas en relación con las necesidades de la persona trabajadora y con las necesidades organizativas o productivas de la empresa”.

Las novedades que ha introducido este nuevo Real-Decreto ley ha provocado una gran cantidad de solicitudes de cambio en los horarios de los trabajadores y está afectando a muchos empresarios. Al tratarse de una reforma tan novedosa, lo conveniente sería que las empresas abrieran negociación colectiva que regulase el sistema para poder solicitar este derecho de adaptación y los criterios que se deberán tener en cuenta para su concesión. De otro modo, el trabajador puede presentar su petición a la empresa, la cual tendrá que abrir un proceso de negociación.

Existe, por tanto, un riesgo de que aumente la litigiosidad, (al igual que con el deber de registro de la jornada), y es que, si la solicitud de adaptación es denegada por la empresa y el trabajador no está de acuerdo con las razones objetivas que fundamentan la decisión empresarial, éste podrá recurrirla ante los tribunales.

Otro dato a tener en cuenta es que el art. 34.8 ET no explica qué se entiende por “razones objetivas” para que la empresa pueda denegar la solicitud de adaptación. Por lo que habrá que prestar atención al papel de los tribunales.

Otro de los riesgos que pueden asumir las empresas es que los derechos de un trabajador puedan confrontar con los derechos de otros trabajadores de la misma empresa. Es decir, si varios trabajadores solicitan, por ejemplo, turnos de mañana y son concedidos por la empresa para poder conciliar la vida familiar y personal, el resto de los trabajadores de la plantilla, (si no tienen hijos menores de 12 años), pueden verse “obligados” a los turnos de tarde y de fin de semana.

Y, por lo tanto, supondrá de algún modo que las empresas deban incentivar económicamente los turnos de tarde/noche/fin de semana  y/o adaptarse a cambios organizativos, como el teletrabajo, para dar respuesta a la flexibilidad que ahora se les exige.

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *