Segunda oportunidad: vinculación de la AEAT al plan de pagos del art. 178 bis 6 Ley Concursal

En post anterior, mi compañero menciona la  Sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona, sección 15ª, recurso de apelación 1282/2017 de fecha 12.07.2017, que concluye que la deuda tributaria también debe incluirse en el plan de pagos, sin perjuicio de la futura solicitud de aplazamiento de dicha deuda ante el organismo público.  

He tenido ocasión de comprobar en un reciente concurso de persona física como se da, precisamente, el caso descrito en el anterior post en el que el deudor vuelve a sus situación inicial de endeudamiento. En el caso concreto el deudor solicitó el BEPI por vía del art. 178 bis 6 LC para satisfacer la deuda tributaria no exonerada. De hecho, la única deuda incluida en el plan de pagos era deuda tributaria. Transcurrido un mes tras la conclusión y archivo del concurso (y obtenida la aprobación del plan de pagos en el mismo auto de conclusión), el deudor recibió por parte de su empresa la diligencia de embargo de la AEAT instando la ejecución de su salario hasta cubrir las deudas sujetas al plan de pagos aprobadas por el juzgado mercantil.  Efectivamente, un mes después de obtener la exoneración se encontraba de nuevo en la misma situación de insolvencia. 

Nadie discute el precepto del art. 178 bis 5 cardinal 1º por el cual se excluye la deuda tributaria como deuda exonerable (lo cierto es que hay jueces que sí lo discuten, pero lo trataremos en otro post), lo que nos preguntamos aquí es si la AEAT puede desvincularse, desoír, hacer caso omiso, de una decisión del juez mercantil en la que se prevé un plan de pagos para con la deuda de la Agencia Tributaria. 

Lo cuestionable es cómo debe actuar la AEAT en caso de estar en desacuerdo con el plan que propone el deudor para hacer frente a sus deudas. En el caso concreto que hemos expuesto, la AEAT a pesar de estar personada en el procedimiento, no se pronunció acerca del plan de pagos, ni presentó alegaciones, ni propuso alternativas ni modificación alguna. Sin embargo, sí embargó el salario del deudor un mes después de concluir el concurso situando al deudor en la misma situación que el día anterior a declararse en concurso. 

A mi modo de ver, dicho el auto, en tanto que está aprobado judicialmente, debe vincular al organismo público en cuestión y, en todo caso, el método para mostrar su desacuerdo con la decisión es:

(1) oponerse al plan de pagos en los 10 días que la LC habilita para ello (art. 178 bis LC)

(2) presentar un recurso de reposición contra dicho auto (art. 197.3 LC) 

Todo ello, en la línea de la sentencia 1282/2017 arriba mencionada, para que la norma concursal -en concreto el mecanismo de segunda oportunidad- no pierda su razón de ser. 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *